Abandonando la Neutralidad Tecnológica

Secciones

Ayer participé del II Foro de las Sociedades Digitales (entre paréntesis, un evento muy bien organizado, con una dinámica, participación de asistentes y contenidos muy interesantes y recomendables: Partidos políticos en el siglo XXI con un atinadísimo aporte del PSOE español, Gobierno Abierto por César Calderón, una clase técnico-política de Televisión Digital Terrestre de Nemirovsci del SATVD-T, etc.). En mi caso me invitaron a participar del debate sobre la "Neutralidad Tecnológica" en el Estado (aquí mi presentación), debate que finalmente no fue tal, pues los que debían defenderla - CESSI y Microsoft - prefirieron ausentarse, sin ironías una lástima perdernos así un debate tan importante. -

Pero lo bueno fue concordar en el desatino de sostener la neutralidad estatal - en cualquier instancia - con otras miradas, como la de Ariel Vercelli o la de Julián Somodi de Red Hat. Y el auditorio no presentó objeciones tampoco.

Hay múltiples definiciones de Neutralidad Tecnológica (contradictorias entre ellas) y el Estado no la define; eso nos insta a abandonarla, no se puede adherir a algo confuso, incierto e inconsistente. La CESSI y Microsoft la definen para no preferir modelos de licenciamiento (libre vs. propietario) y la usan en ese sentido, con lo que NO acuerdo. En España la aplican a la neutralidad de formatos, es decir, ser neutral es usar exclusivamente estándares abiertos, con lo que SÍ acuerdo. Como diversión ensayé una nueva definición sobre la Neutralidad Tecnológica referida a los proveedores, es decir elegir sólo aquellas tecnologías que no aten al Estado a proveedores únicos, con esa definición, para ser Tecnológicamente Neutral sería obligatorio adoptar Software Libre.

Todo es todo muy confuso.

Y sabiendo que tras esta aparente confusión, hay conocidas historias de esfuerzos de lobby para atacar las adopciones de Software Libre y Estándares Abiertos argumentando desde la Neutralidad Tecnológica por parte de la CESSI [1] [2] mas vale sacarnos ese problema de encima, de una vez y para siempre. Abandonemos la Neutralidad Tecnológica.

Porque además un Estado neutral, es un Estado que no decide, es un Estado ausente, es un no-Estado. Ni fu ni fa, que gobierne el mercado (y que el Estado lo financie...)

Analicemos las posibilidades de mantener la neutralidad en la acción, considerando dos ejes, el temporal y el espacial. El eje temporal me permite ser neutral hasta el análisis de factibilidad, pruebas de concepto, etc. de tecnologías posibles, pero a partir de un punto, selecciono en cada proyecto una tecnología, y ahí dejo de ser neutral, eso hay que tenerlo claro, exigir neutralidad a lo largo de todo un proyecto es "neutralizar" el proyecto, es decir, impedirlo. Por otro lado, el eje espacial - alcance geográfico/jerárquico - delimitaría hasta donde puedo ser neutral y hasta donde no, es decir, un decreto o una ley nacional eligiendo cierta tecnología podemos convenir que sería contrario a la NT, pero que pasaría si lo hace sólo una provincia [3], o si lo hiciera sólo un organismo de gobierno [2] ¿esto sería neutral o no? Y finalmente, llegando al punto más pequeño, si un organismo seleccionara cierta tecnología para usar en un proyecto en particular, ¿violaría esto la NT? [4]. En algún punto SIEMPRE hay que abandonar la neutralidad, porque si no la defensa de la neutralidad a ultranza, neutraliza toda acción.

Olvidemos la Neutralidad Tecnológica, y que se dé paso a la Soberanía Tecnológica.

[1] CESSI contra los Estándares Abiertos http://www.solar.org.ar/spip.php?article484

[2] CESSI argumenta desde la neutralidad tecnológica contra las premisas de uso de estándares y la preferencia del Software Libre ante la creación de la Agencia de Sistemas de Información de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires http://blog.martinolivera.com.ar/?p=12

[3] CESSI envía una carta a los legisladores de la provincia de Buenos Aires, argumentando desde la Neutralidad Tecnológica para oponerse a un proyecto de ley provincial de adopción de Software Libre en el Estado, que llegó a tener media sanción.

[4] (2009) CESSI intenta impugnar una licitación del Ministerio de Educación, frente a la solicitud de equipos con Linux para entregar a las escuelas, argumentando que pedir Linux es contrario a la política de Neutralidad Tecnológica. Afortunadamente, no se hizo lugar a la impugnación y la licitación está encaminada.

Artículo de Martín Olivera - Fuente: http://blog.martinolivera.com.ar/?p=130