La comunidad de Mozilla defiende el software libre y pide reglas claras

Secciones

La comunidad Mozilla, el navegador libre de Firefox que tiene millones de adeptos en el mundo, trabaja en nuevos desarrollos que tiendan a democratizar cada vez más el uso de la red. Entre ellos, la implementación de un sistema de íconos que permita al usuario reconocer ciertos términos establecidos en los contratos de uso, algo que, generalmente “nadie lee”. Lo explicaron a Tiempo Argentino, Guillermo Movia y Felipe Lerena, de la comunidad Mozilla Argentina, que concentra un núcleo de unos diez miembros y cerca de 50 colaboradores eventuales. Todos participan, sin percibir remuneración alguna, en el enriquecimiento de un software cuya filosofía es eliminar las restricciones.


–¿Qué los mueve a hacer esto?

Guillermo Movia: –En general, todos creemos en el proyecto de software libre como posibilidad tecnológica y sus ventajas. Mozilla tiene la misión de mantener Internet en determinadas condiciones, y de mejorarla. Que no se pierdan algunas cosas que siempre están amenazadas.

–¿Cómo por ejemplo?

G.M.: –Principalmente el concepto de “Internet abierta”, que sea modificable, que sea participativa. Que no se transforme en otro medio masivo de comunicación, donde poca gente tiene el canal de informar y los demás solo escuchan y no participan.

Felipe Lerena: –Que nadie pueda decir “esto se hace como yo digo”, que es lo que pasó durante seis o siete años con Microsoft. ¿Y por qué?, si Internet tiene ciertos estándares libres y públicos, ¿por qué va a venir Microsoft y va a decir, no, el estándar es de esta manera y no les decimos cómo está implementado? El objetivo final de Mozilla es que todos podamos modificar Internet a nuestro gusto, y que no haya una Internet para los que tienen Windows, otra para los que tienen Mac y otra para los que tienen Linux.

–¿Cómo es el proyecto de proteger al usuario en el uso de Internet?

G.M.: –Un proyecto que hay dentro de Mozilla es diseñar íconos con los cuales sea fácil saber qué estás aceptando cuando haces clic en los términos de uso, donde el gran problema es que nadie los lee porque son ilegibles, y muchas veces sólo tiene validez la versión en inglés.

F.L.: –Y también te pueden cambiar las condiciones, por el sólo hecho de publicarlo en Internet.

G.M.: –La idea es usar todas las redes sociales que quieras, Facebook, Twitter, Flickr, pero tenés que saber lo que estás firmando.

–¿Se implementaría a nivel mundial?

G.M.: –Es un proyecto dentro de otro más grande que se llama DrumBeat (golpe de tambor), que propone generar estos íconos. Después hay que ver que se aplique, que es otra cosa, que todo el mundo acepte aclarar los términos.

–El hecho de plantearlo ya es una forma de instalar el debate.

–G.M.: –Por lo menos se discute.

Fuente:Tiempo Argentino.