25 años de FM En Tránsito: una radio que habla de Libertad

Secciones

Hablar de software libre no es hablar de software. Es hablar de libertad, de independencia tecnológica, de verdadera educación, de inclusión digital entendida como una dimensión de la inclusión socioeconómica de las personas. Es también hablar de derechos humanos por defender y valores por compartir en un mundo donde la tecnología se vuelve cada vez más protagonista de las prácticas humanas, y el determinismo tecnológico y la simplificación de todo lo que sucede está a la orden del día. De eso estábamos hablando en noviembre de 2005 en el Segundo Congreso de Periodismo y Comunicación, cuando nos convidaron a participar difundiendo estos temas por FM en Tránsito.

El 2012 es el séptimo año que los amigos de AlOeste nos dan un espacio en su programa para la columna de la Asociación SoLAr – Software Libre Argentina (www.solar.org.ar), un colectivo multidisciplinario constituido en 2003 como Asociación Civil que tiene como objetivo la difusión del Software Libre en todas sus ventajas (técnicas, económicas, sociales, éticas y políticas) y que procura el mayor alcance posible (sectores educativos, grupos productivos, estados, organizaciones sociales, etc.).

Esos minutos de aire dedicados a la columna de Solar fueron desde el primer momento un espacio donde celebramos la importancia de trabajar el Software Libre en su relación con lo político y social. Y como SoLAr tiene más de ocho años de trabajo, el apoyo de la radio y el programa nos acompañó casi durante toda nuestra vida como organización, incluso desde aquellos primeros momentos donde las vinculaciones entre lo político y el Software Libre no eran tan evidentes para muchos o eran directamente rechazadas –tal vez por temor– por otros quienes, afortunadamente, cambiaron su posición con los años y las vivencias.

El espacio compartido –y no ’cedido’ porque no es posible hablar por radio sin buenos interlocutores como Sergio, Liliana y Fabiana– nos recordó ya desde las primeras salidas al aire que las batallas son colectivas, que el movimiento por el Software Libre no debe alejarse del trabajo conjunto de otros espacios sociales que pelean por la independencia en otros ámbitos que, aunque pueden parecer muy alejados, son parte de una misma lucha.

Y es que hace 7 años, no muchos sabían lo que era el Software Libre y por qué es importante para todos y no sólo para quienes lo programan y lo usan. Por el contrario hoy, y en esto también los amigos de AlOeste contribuyeron, podemos decir que la existencia del Software Libre y sus implicancias ya tiene su lugar en los medios, en los planes de ciertos espacios de gobierno, en el origen de grupos productivos, en las políticas de universidades, en los foros multitudinarios de organizaciones sociales...

Por supuesto, esto no quiere decir que nos olvidemos que hay mucho por hacer: como organización que trabaja en Argentina pero siempre en conjunto con nuestros pares de América Latina debemos tener presente los nuevos contextos regionales y trabajar para que los cambios en favor del uso de Software Libre se den especialmente en la Educación (con las problemáticas que se presentan por la inclusión programada de muevas tecnologías); en la decisión definitiva de tomar el Software Libre como política de Estado en tanto paso indispensable de Soberanía; en el apoyo de grupos productivos que desarrollen Software Libre de una manera en que el trabajador también sea respetado en sus derechos y libertades; y en la difusión entre los ámbitos y movimientos sociales quienes son también los que fortalecen el trabajo de los activistas y hacktivistas del software y la cultura libre.

La buena noticia es que sabemos que, si bien es un trabajo inmenso, no lo vamos a hacer solos porque además de muchos otros amigos, contamos con los que hicimos por nuestro paso por FM en Tránsito, un espacio sostenido en el tiempo pero, especialmente, sustentado en las hondas bases del compromiso de quienes trabajan en la radio y en SoLAr.

Personalmente, a lo largo de todos estos años, fui creciendo con mis interlocutores y sus preguntas y aprendiendo a perder los nervios ante la invitación de hablar libremente y sin miedos de todos los temas necesarios para lograr difundir nuestros mensajes e integrar a los espacios de participación y acción. Destaco también lo bueno que fue reconocernos como compañeros que comparten experiencias parecidas fruto de la organización democrática de ambas organizaciones y su afinidad en prácticas y valores.

Y ya que entramos en el plano personal, sólo una última confesión: hace 7 años cuando me dijeron que las salidas por AlOeste eran unos minutos antes de las ocho de la mañana pensé que no iba a durar ni dos meses tratando de hacerme entender a esas horas de la madrugada; y más de una mañana de invierno fría y oscura, hice la columna literalmente emponchada con las frazadas de la cama. Todos estos años después solo puedo decir ¡cuánto valió la pena!

Va un saludo repleto de afecto y agradecimiento a todos y todas las que hacen posible que estas propuestas de comunicación existan: ¡Por 25 años más de cooperativa, y por seguir acompañándolos en la construcción de un espacio democrático de trabajo para la comunicación social!

Verónica Xhardez

SoLAr – Software Libre Argentina

verox@solar.org.ar

(escrito en enero de 2012, a pedido de los compañeros de FMenTránsito, que el 9 de julio de 2012 cumplieron sus 25 años de Cooperativa).